10 de marzo de 2013

Ella lo dice: el tamaño importa



E
En varias ocasiones he hablado  de “ella” en la red y hoy puedes ver que el tema no pasa desapercibido. Arroja unos datos concluyentes sobre la importancia de su tamaño y, por qué no, de su contenido, para satisfacer y atraer las miradas de las personas que, sin duda, te pueden hacer cambiar la vida.

Es cierto que no siempre te valoran por lo que vales, que la primera mirada, normalmente, es la que te puede abrir las puertas de tu futuro y, en ese sentido, debes ser cuidadoso y no restarle la importancia que merece.

Fuente imagen: todonoticiastn.blogspot

En este sentido, y lo prometido es deuda, te presentaré los resultados de la encuesta, y a “Ella” me refiero, realizada en la red planteando algo tan básico como el tamaño o extensión del CV.

Ya es sabido por ti y por todos que en las consultoras existe una máxima en los procesos de selección y, especialmente en aquéllos con gran número de candidaturas (que hoy día suelen ser casi todos por la penosa situación que atraviesa el país), no hay que dedicarle más tiempo a cada CV del estrictamente necesario. A veces, y ya sabes que se dice de las comparaciones, podría recordarte a la atención médica en la sanidad pública… Una “etapa a contrarreloj”.

A la cuestión planteada sobre el número de páginas que debe tener el CV, los datos son definitivos y, aunque con matices susceptibles de valoración, me gustaría extraerlos y hacerte las siguientes consideraciones:

De los encuestados, un 14% estima que no más de una y, sin embargo, nada menos que dos tercios dicen que un máximo de dos páginas mientras que el resto (20%) no se identifica con ninguna de las anteriores y han comentado que el número de páginas viene condicionado por tres factores: el puesto al que se ofrece la candidatura (50%), a la experiencia acumulada (38%) y al sector de la oferta (13%).
Fuente: David Fernández Ojeda
En esta línea, los CV de altos directivos deberán aportar más detalles en su contenido y su extensión queda a merced de las experiencias, habilidades y logros del candidato; mientras que para puestos de menor rango en el organigrama de la empresa, se define la prioridad de resumir lo fundamental en una o dos páginas y, para ello, también se comenta la importancia del diseño del mismo que ayuda a conseguirlo. Ya quedaron muy atrás el papel de color distinto al blanco, de las texturas y sobres llamativos... Ahora hay verdadera capacidad para innovar. Finalmente, se indica que sectores más técnicos requieren de más datos dignos de mención para ser valorados por los reclutadores, como por ejemplo, determinadas ofertas para ingenieros, médicos, etc.

Permite un inciso: no olvides que añadir contenidos precisos, relevantes y de interés son básicos a la hora de redactarlo, no sumes comentarios sin más porque diluyen el mensaje del valor de tu marca personal. Además, también debes saber a quién va dirigido, huye del CV a discrección remitiendo
y, en función de la oferta y el puesto a desempeñar, puedes variar tus estrategias y presentación de tu perfil profesional. Sí, lo ideal es el CV a medida.

Son datos que, aunque puedan no ser relevantes, sí son dignos de mención:

Por edades, son las personas entre 30 y 36 años los que dan mayor importancia a este aspecto del CV y, en general, la opción de las dos páginas como máximo es la que predomina, salvo en el colectivo de 18 a 29 años, que se decantan por una sola. Puedo sacar una conclusión lógica y es que resulta evidente que si a mayor edad se acumula mayor experiencia y conocimientos, la opción “Otra” aumenta según avanzamos en escala comenzando por el 14% de los de 18-29 años hasta llegar al 30% en los de +45 años.

Otro aspecto, aunque de menor consideración, es la valoración global en función del sexo de los encuestados que, en esta ocasión, no vislumbra grandes variaciones más allá de los 2-3 puntos porcentuales pues, tanto hombres como mujeres, prefieren un CV con dos páginas.
Visto lo visto, puedes sacar tus propias conclusiones y comentar tu opinión si lo deseas pero, en cualquier caso, no debemos olvidar que el CV no es más que un escaparate y que existen muchos aspectos fundamentales para atraer la atención. Ahora mismo se me ocurren “10Mandamientos para atraer miradas de recruiters y empresas”.

Por último, quisiera agradecer tu atención y, por supuesto la participación de todos y cada uno de los participantes en esta encuesta que han dado a este artículo su fundamento.



¿Quieres opinar?