10 de febrero de 2013

Siete ideas para merecer un trabajo



T
Tal es la competencia en el mercado laboral de hoy que no es suficiente ofrecerse como un candidato más; debes ser “El Candidato”. Sí, ese que no sólo obtuvo una formación adecuada o que acumuló experiencia suficiente para alcanzar cierto grado de especialización. Ser candidato es todo eso más gran dosis de la mejor actitud.

Fuente imagen: educaradio

Datos de una encuesta realizada con anterioridad, cuyos resultados podréis ver en este enlace, apuntaban que, además, es fundamental ser portador de un carácter innovador y esto, sin duda, implica huir de la mediocridad intentando aportar valores añadidos en el papel de candidato. Y cuando digo candidato, me refiero a todo aquél que desea un nuevo trabajo esté o no empleado.

Dado que la propia búsqueda de trabajo debe entenderse como un trabajo en sí, dedicándole diariamente el tiempo preciso para poder acceder con ciertas garantías a la parcela del mercado laboral que deseas, te sugiero ver en ti mismo la mejor inversión y, a partir de ahora, ser tu propia empresa. 

Dedica el tiempo necesario y, toda vez dispongas de la mejor actitud (sugerencias para conseguir un plus de actitud), puedes pensar en pasar al siguiente nivel para la consecución de tu objetivo.

Para ello te propongo 7 ideas para potenciar y rentabilizar tu empresa, es decir, “tu mejor yo”:

  1. Establece una estrategia para publicitarte y promover tu perfil: redes sociales, blogs y web personales, son buenas alternativas siempre que sus contenidos mantengan un estándar mínimo de calidad y sugieran tu potencial.

  2. Cuida tu imagen, no sólo la personal, fundamental según para qué trabajos, sino la que proyectas en internet. Desde la coherencia, potencia tus puntos fuertes y resalta las virtudes que pueden dar ese valor añadido que buscan los headhunter o recruiters.
     
  3. Definida tu imagen, no te salgas de la marca personal que has creado para ti. Si lo haces, te arriesgas a perder la identidad que pretendes transmitir. Importante en este caso,  haber dedicado el esfuerzo necesario en los dos puntos anteriores.
     
  4. Refuerza tu marca personal con recomendaciones y comentarios de terceros, con apoyos y seguimientos a tu presencia en la red, a tu blog o web.
     
  5. Para no estancarte, sin salirte de la dinámica establecida, intenta evolucionar sumando experiencias, conocimientos y motivaciones que amparen el carácter innovador que desean las empresas.
     
  6. Por último, el respeto, el que nunca debe faltar a la hora de agradecer a los demás, lo que muchos ya denominan “coopetencia”, es decir, cooperar para competir. Recuerda que los que dan, atraen, y los que sólo quieren recibir, repelen.
     
  7. La última es muy simple: intenta ser feliz con lo que haces. Sólo debes mantener tu nivel de ilusión en todo lo que hagas para superarte.

¿Por qué son siete?. Es un número muy ligado a la suerte, toda la que te deseo para que consigas el nuevo trabajo que te mereces.


 Puedes empezar a contar