27 de octubre de 2014

¿Qué se estarán diciendo?

Esto es algo que no esperabas, pero tenía ganas de hacerlo y, por supuesto, de compartirlo contigo. Antes de leer, ponte en posición, cierra los ojos, sitúate frente a tu particular mar de oportunidades y plantéate qué le dirías...  Quizás te sorprendas (o quizás no).


VENTAS David Fernández Ojeda
Fotografía de David Fdez.Ojeda



"¿QUÉ SE ESTARÁN DICIENDO...?"

Como cada mañana, los sueños dieron paso a la realidad
ante los primeros rayos de sol.
Y, entre cantos de gaviotas a compás de olas,
noté como mis piernas me llevaban sobre la arena
hacia un mar interior repleto de deseos.

Paso a paso, dejando huella sobre la arena húmeda,
con pasos firmes hasta hallarme a mí mismo...
Encontré una barca, con un pié en la orilla, indecisa,
que aún sabiendo que no sabía hacer otra cosa, 
dudaba si entrar o no en el mar.

Palpaba el miedo al fracaso, incluso su propio final;
pero también oía otra voz que le decía:
En ocasiones, no sólo es bueno pararse un instante a pensar, 
a tejer las redes de la vida para hacer frente a todas las mareas
y conseguir pescar el mayor éxito de tu vida.

Era la barca quien se sentía pequeña, insignificante, vacía...
Era el mar, infinito, quien invitaba a avanzar entre olas.
¿Cómo saber qué hacer ante la duda?
¿Cómo convencer a vivir la vida?

Dos dilemas y una única solución: la ACTITUD:
Y el mar decidió que no tragaría a la pequeña barca
Y decidió que le llevaría a donde quisiera
Y decidió ofrecerle su sustento con una condición:

Que nunca se negara a dar el primer paso.

                                                                                              (David Fdez.Ojeda)



Y si pensabas que este era el final, te diré que esto no acaba aquí, porque aún me queda algo por decirte:



                   Pero mira que eres feo...

                         Cuando pones cara de no creerte lo que vales
   
                         Cuando haces el gesto de no ver lo mejor de ti

                         Cuando te faltan ganas de vivir

                         Mira que eres feo



                         Qué feo te veo...

                         Cuando saltas al vacío sin abrir tus ojos

                         Cuando empiezas con cara de derrota

                         Cuando botas y botas como una pelota

                         Mira que eres feo



                         Qué bien te veo...

                         Cuando se te llenan los ojos de virtudes

                         Cuando te miras y te ves gigante

                         Cuando das un paso adelante

                         Mira que bien te veo



                         Qué bien te veo...

                         Cuando me dices lo que sientes

                         Cuando premias el consejo que te han dado

                         Cuando te veo triunfar a mi lado

                         Mira que bien guapo te veo

                                                                                (David Fdez.Ojeda)



VENTAS David Fernández Ojeda
Fotografía de David Fdez.Ojeda



Y termino, ante ti, por hacer grande estas palabras, por hacer grande estas redes, por hacerme sentir "guapo" a través de este mundo casual:




Fotografía de David Fernández Ojeda
   Huella es un recuerdo temprano

   Huella es un despertar virtual

   Es sentirte cerca y estrechar tu mano.


   Huella es recibir tus palabras cada día,

   Huella es tu MeGusta o tu RT, 

   Es darte mil gracias y recordar tu valía


   Huella es quedar para mañana,

   Huella es una sonrisa en tu foto de perfil, 

   Es invitarte a dormir con una nana

                                                                             
                                       (David Fdez.Ojeda)







---
Fotografía ganadora de Concurso de Fotografía y Coaching 
de la EEC Alumni (Latinoamérica, Portugal y España):

Más info en: http://goo.gl/kRmRTI










2 comentarios:

JOSE MORENO DIAZ dijo...

Una autentica maravilla que es para oírla más que para leerla.

Felicidades por ambas David.

David Fernández Ojeda dijo...

Muchas gracias, Jose.

A veces, las cosas más simples como pasear por la playa o mirarse al espejo pueden llegar a ser auténticas "aventuras". Todo depende de la ACTITUD.

Me alegra que te haya gustado.
(David F.)