25 de enero de 2014

Happy blogday for you



E
El ser humano, por definición, es un ser sociable y, por obligación, un ser agradecido; o, al menos, debería serlo. Y, en el entorno de  las redes sociales, debo decir que ese nivel de sociabilidad y agradecimiento, ambos, se acentúan de forma notable. No en vano, -no sé si a ti te ocurre lo mismo- estoy siempre agradeciendo a los que comparten la red conmigo y los que dedican unos minutos a leer este blog el simple hecho de estar ahí, incluso eso.

Y no es que me ponga melodramático, pero se acerca un "día muy especial": el día en el que se cumple un año desde que decidí crear este blog, un año desde que quise darle forma de palabras a mis reflexiones y compartirlas contigo, un año de sol y lluvia con mucho calor humano, un año de días especiales...
¡Va por ti!

Happy blogday for you
Happy blogday for you
Te agradezco, amig@
Que estés siempre ahí

¿Habrá forma mejor de celebrar el primer cumpleaños de mi blog que con tu compañía?. Al fin y al cabo, la razón de ser de todo blog es ser leído pero, en mi caso, me he llevado mucho más de ti: me he llevado tu respeto en forma de visitas, tu cariño en forma de RT y tu amistad en forma de MeGusta. ¿Se puede pedir más?.

Si yo te contara... Pues también me dejé caer en las redes sociales hace, aproximadamente, el mismo tiempo y debo admitir, pese a lo que otros puedan decir y pensar, que ha cambiado en mí la forma de ver las cosas, la forma de asimilar la realidad.

Si me permites, por pudor y solo por pudor, no puedo reconocer en mí más que unas pocas virtudes, pero éstas, se han potenciado sobremanera, y lo mejor de todo es que tengo la sensación de ser mejor persona gracias a ti y a todos los que como tú habéis hecho de este blog un sitio para encontrar esperanza y motivación para el difícil día a día.

Si yo te contara... Bueno, puestos a contar -y prometo ser breve- pues te voy a contar. Te traslado unos números que puedes traducir a tu antojo, aunque te advierto que su traducción más idónea es en términos de esfuerzo y agradecimiento. Sí, sin duda. Te comento:

 
Seguramente, en este primer año, a falta de unos días, el blog alcanzará la cifra de 150,000 visitas (sí, yo también diría que son muchas) y, actualmente, ronda las 16.000-18.000 mensuales con un pico máximo de 265 visitas en un hora. Hay publicados 57 artículos o posts, casi uno por semana (aunque últimamente, y entenderás por qué, no escribo con la misma frecuencia que en los inicios). Aproximadamente, el 60% de ellos superan las 1.000 visitas, cinco de ellos rebasan la cifra de las 4.000, y el más leído de todos roza las 9.000 visitas al día de la fecha. En cuanto a la procedencia de los lectores, evidentemente, el país con mayor aportación es España, y así fue hasta que se empezó a compartir al otro lado del Atlántico, quedando, finalmente, en este orden: Estados Unidos, España, Francia, Reino Unido y Alemania. Quizás, un orden lógico, sin duda, pero lo que no considero tan lógico –ojo, y estoy encantado- es que le sigan Rusia, Canadá, México, Japón y Argentina. Me encanta tanta diversidad. Eso significa que la motivación es para todos necesaria, que todos necesitamos leer lo que podemos ser capaces de hacer y aún no hemos hecho, que todos necesitamos que nos digan que valemos y, sobre todo, que podemos.


Y, referido a las redes sociales, seré aún más breve: más de 2.500 contactos reunidos en Linkedin, especialmente, además de Twitter y Facebook. Acompañadas de una bandeja de entrada de mi cuenta de correo electrónico con unos 10.000 emails en este año. Miles de generosas recomendaciones, comentarios, menciones, RT y MeGusta que hacen de mi espacio un lugar más social y con feedback asegurado. Sí, tengo por norma responder a todo lo que recibo y, aunque me quita tiempo para escribir, no renunciaría a ello porque me gusta atender a quien me pide consejo (aunque yo sólo puedo ofrecer una humilde opinión), leer a quien denuncia y apoyar a quien lo necesita. Pero, sobre todo, me gusta sentir que estás al otro lado, y me gusta regalar cada viernes un #FF (Follow Friday, en Twitter) para desear un buen fin de semana a todos los que durante la semana han compartido la red conmigo.



 ¿No crees que son motivos suficientes para estar agradecido?. Yo estoy convencido de que así es y por eso, en lo que a ti respecta, no tengo más que darte las gracias, con mayúsculas, GRACIAS, por atenderme y entenderme, por compartir y combatir conmigo, y por creer y crecer en la red social más global: la vida.


Por eso, y no acostumbro a hacerlo, a modo de poder recoger tu opinión, te voy a pedir que dediques el último minuto a dejar el comentario que consideres más oportuno para la ocasión bajo este post que, anticipadamente y como es habitual, te agradezco anticipadamente.



Coméntame. ¿Qué piensas?

2 comentarios:

Esther dijo...

Enhorabuena David!!!
Sin duda los datos obtenidos son motivo para estar orgulloso, me alegro y te felicito, Happy blogday!

Montse dijo...

Muchas felicidades por el próximo aniversario y por esos números que describen el éxito del blog. Me parecen impresionantes!!! Detrás, debe haber un gran esfuerzo, trabajo y empatía, seguro!
Solo desearte que sigas así, será señal de que vas por el camino correcto.
Hasta pronto!