31 de agosto de 2016

Porque está de moda

S
Seguro que prestas atención a todo lo que te rodea, cosas que despiertan tu interés y otras que pasan inadvertido para muchos y, sin embargo, tú eres capaz de captar con cierta facilidad. Personas, sí, personas que se cruzan en tu vida y otras que, sin cruzarse, influyen sobremanera en tu forma de pensar y actuar porque transmiten, porque te sirven de ejemplo o, sencillamente, porque marcan tendencia y te dejas llevar por tus emociones o por tus convicciones.

Cosas, personas, tendencias… Todo evoluciona y nosotros con ellas, pero estamos sujetos de forma inherente al volátil criterio de las modas. ¿Y sabes qué está de moda?. Pues…


Está de moda:

VIVIR intensamente, porque eres capaz de dar un paso adelante cuando otros titubean ante la amenaza del fracaso.

SENTIR con pasión todo lo que haces, exprimiendo cada instante porque no podrá ser revivido por mucho que desees. Y cuando es bueno, quedará para el recuerdo con el convencimiento de alcanzar muchos más; y si no es así, seguro que te servirá como aprendizaje y te llevará a un nivel superior como persona que te hará conocerte mejor.

COMPARTIR momentos inolvidables, con pequeñas cosas, con pequeños gestos, que son capaces de marcar la diferencia y hacerles merecedores de ser recordados. Conllevan un valor añadido: precisan de otras personas y te refuerzan el lado sociable que todos tenemos y que, ciertamente, fomentan unos más que otros.

SONREIR, como si fuera gratis (¡ah, que lo es!), como algo inherente al saludo, como un sello a una carta antes de salir a su destinatario. ¿Imaginas qué sensación más agradable que todos los saludos que recibieras fueran acompañados de esa sonrisa?. Prueba a hacerlo tú con los demás y te sorprenderás.

AYUDAR a que tu entorno y las personas que actúan en él se mantengan en un justo equilibrio y para ello debes ocuparte y preocuparte más de los demás. Es difícil, pero puedes empezar con practicar el paso anterior (con una sonrisa).

FELIZ, exacto, ser feliz con lo que haces porque estás convencido de ello y no traicionas ni a ti ni a los demás (pero, sobre todo, a ti).

Y es que el secreto, como dijo Mark Stevenson, es que "no se trata de decir 'todo va a salir bien', sino 'puede ir mejor'. Pero hay que buscarlo". Pues eso, no seamos falsos optimistas sin fundamento y volemos como optimistas convencidos, sabedores de la receta infalible:

Vivir, Sentir, Compartir, Sonreir, Ayudar y Ser feliz. Es genial, pero está abierta a incorporar nuevos ingredientes si te hacen más sabroso tu día a día y el de los que te rodean.

Y es que… Ser optimista está de moda. Te hace manejar mejor situaciones difíciles, llevar el control de tus emociones y superar con mayor soltura estados de estrés.

Además, si no te gustan las modas, siempre te quedará este dato que se desprende de un estudio de la APA (American Psychological Association) en el que sugiere que el bienestar psicológico -incluido el optimismo- está relacionado con una reducción del número de ataques al corazón e infartos, así como de otros problemas cardiovasculares. Así mismo, The American Journal of Cardiology, publicó los resultados de un muestreo donde se encontró que los participantes de mediana edad que puntuaron como optimistas en un test tenían mayores niveles de colesterol bueno y más bajos de triglicéridos. Se podría decir que… Ser optimista “te hace vivir más y mejor”. ¿Aún te cuesta creerlo?. Otro estudio realizado con 99 estudiantes de la universidad de Harvard concluyó que los jóvenes que eran optimistas a los 25 años llegaron con mejor salud a las edades comprendidas entre los 45 y los 60 años.

El optimismo es un deporte que no requiere una edad para ejercitarlo, que es válido para todas las personas de todas las condiciones, sin excepción, pero sólo tú eliges si quieres practicarlo.

Ser optimista está de moda, es saludable y lo sabes.
¿Te apuntas?

Fuente video: YouTube