23 de julio de 2013

Rumbo al empleo: El hacedor de ideas



E
Encontrar un tema para escribir y descubrir su relación con el mundo del empleo, del candidato, ubicarlo en su medio social o en su deseado entorno 2.0,  añadirle suficiente realismo y esa dosis obligada de motivación puede, y de hecho así es, convertirse en todo un reto. Pues bien, mi reto de hoy será invitarte a conocer las verdaderas habilidades de un bloggero, esas que son útiles para afrontar un nuevo reto o situación laboral, las mejores herramientas de éste para que, si es el caso, sepas aprovecharlas y potenciarlas en tu incesante búsqueda de nuevos proyectos profesionales.

Fuente imagen: kappboom

Podría decir incluso que este post no narra las vivencias, inquietudes o, incluso, necesidades de un bloggero, pero no es así, a pesar de que pueda darse el caso de no acumular méritos suficientes para entrar en este selecto grupo. Porque, recordemos que hacer un blog lo puede hacer cualquiera; pero hacer de él una plataforma de pensamientos que puedan alentar opiniones y sensaciones en los lectores hasta el punto de crear fieles sinergias a ambos lados de las palabras… Eso, eso no está al alcance de todos y, gracias a ti, en la parte que me toca, no tengo más remedio que terminar este párrafo con infinita gratitud.



Entrando en materia, me atrevo a enumerar para ti las que considero más relevantes y útiles para colaborar en tu empeño profesional:



- Ganas de hacer, necesidad de decir las cosas claras y de compartirlas.
 Para emprender un nuevo proyecto, así como un blog, o para comenzar la búsqueda de un nuevo empleo, en primer lugar, debes "querer" para poder"hacer". Asumir el papel, madurar la idea hasta que la eleves al nivel necesario para que sea digna de ser compartida. Ten en cuenta que lo irrelevante, lo vulgar, lo insípido o lo monótono no atrae a los demás y, al final, te harán desistir.
La búsqueda, para un desempleado, debe ser igual a este primer paso del bloggero, pues, desde un principio, éste de "querer" buscar para cubrir su "necesidad" de trabajo y, para ello, deberá "compartir" su perfil y objetivos con los recruiters, en las redes sociales y, en general, en el entorno seleccionado.


- Elegir la plataforma adecuada y marcar su objetivo.
 Existen varias a disposición para los que deciden comenzar un blog y, mi consejo, desde mi más incipiente conocimiento, es que no veas sólo una para poder comparar y elegir la que te resulte de más fácil manejo. De esta forma, definir los objetivos será una tarea que no se vera interferida más que por tu incansable afán de hacer las cosas bien hechas.
Así, en la búsqueda de empleo, cobra vital importancia seleccionar en entorno concreto en el que deseas moverte para no diluir esfuerzos y centrar tus energías para generar las mayores posibilidades de éxito. Por ejemplo, si un candidato fuera administrador de empresas, sin idiomas complementarios, podría resultar absurdo canalizar su esfuerzo a través de consultoras especializadas en perfiles multilíngües, o en procesos del sector salud o task force.

Por tanto, marcado el objetivo y definidas las prioridades, sólo queda continuar con las "ganas de hacer". 

- Estructurar el blog, su estrategia y temática.
Fuente imagen: socialcompass

 Como en casi todo en la vida, el orden y concierto de las cosas y, aún mas, de los hechos estan importante que podría marcar la diferencia en los resultados obtenidos.
Saber cómo se desea mostrar el contenido para llegar al lector, en primer lugar, y para qué, hará que sea imprescindible fijar la temática idónea en la que el bloggero se mueva con la mayor comodidad, sin divagar, sin mezclar temas que no tengan relación entre sí o se complementen. Si no es así, todos los esfuerzos habrán sido en vano pues faltaran argumentos para generar más contenidos de interés, llegando a la pérdida de adeptos lectores.
De igual forma, no menos importante será saber diseñar el mejor CV, a modo de estandarte o
bandera, que consiga aunar los valores personales y profesionales como candidato. Recuerda que hay infinidad de modelos ya definidos y te resultará relativamente fácil elegir uno de ellos, pero añadir una dosis de creatividad, bien sobre un modelo original o sobre esas múltiples opciones a tu alcance, puede marcar cambiar el sino de tu candidatura. Así pues, piensa bien cómo quieres que te vean, cómo deseas venderte e intenta plasmarlo de forma atractiva. Si no te sientes capaz, permíteme esta apreciación, pide ayuda o, sencillamente, copia, si crees que bastará para cubrir las expectativas de reclutadores y empresas.


- Valores personales.
 Un blog se crea desde los valores personales, con una ética establecida y unas normas de buena conducta inquebrantables que siempre, siempre, se desean con retorno con la máxima reciprocidad. Emplear la coherencia en los argumentos utilizados para no llegar a la contradicción es fundamental, porque el lector es el más inteligente y puede perdonar el error, pero no la mentira.
Igualmente, el candidato, en todo momento, debe marcarse las mismas premisas, con la mayor sinceridad ante cada proceso y, por supuesto, ante sí mismo para caer en la autocompasión. Decir con palabras y poder demostrar los logros, las habilidades y puntos fuertes es importante para el recruiter o la empresa que te va a valorar. Intenta asegurarte este punto…



- Valores profesionales.
 Al seleccionar la temática del blog, no sólo debe mostrarse un cierto dominio en la misma, sino la máxima profesionalidad a través del conocimiento, con datos concretos y utilizando en todo momento el lenguaje más adecuado para mostrarla.
En este caso si fuera necesario, un candidato está sujeto a los requerimientos de quienes realizan el proceso de selección a través de preguntas, cuestionarios o pruebas de nivel que puedan requerir, como no podía ser de otra manera, un alto nivel de exigencia o de especialización para permanecer en él o, en el mejor de los casos, ser seleccionado para el puesto.



- Originalidad y creatividad.
 No sólo pueden resultar útiles sino que son necesarias para marcar un estilo propio, una
Fuente imagen: facebook
marca personal que pueda ser reconocida y puesta en valor. Actualizar y perfeccionar los diseños e imágenes del blog es síntoma de dedicación, de perfeccionamiento y de superación. En este sentido, la carrera de la superación donde el ultimo post debe ser el mejor lleva al bloggero a escribir con mayor exigencia, a generar nuevos temas de debate e incluso a realizar estudios previos de investigación y documentación para poder escribirlos.
En sintonía con este argumento, quien busca un nuevo reto profesional, requiere tener actualizado y renovado su CV constantemente, a modificarlo y adaptarlo según la oferta, el sector o la empresa contratante. Ni que decir tiene que para actualizarlo la formación debe ser continua pues es evidente que lo que no cambia nunca podrá actualizarse. 

- Compartir y esperar el efecto boomerang.
 Habiendo compartido todos los aspectos anteriores con el lector, haciendo bien las cosas y siguiendo la senda de la honradez y la profesionalidad, sólo queda esperar el feedback deseado en forma de visitas al blog, de comentarios, de recomendaciones y RT, de “MeGusta”, etc… En este caso, depende de la generosidad de los lectores al valorar los contenidos compartidos con ellos y el esfuerzo.
El candidato también espera ese “efecto boomerang” en forma de llamadas de empresas y reclutadores, de entrevistas y de recomendaciones. Para él, no sólo tiene que ver la generosidad sino que son vitales los méritos personales y profesionales y los aspectos citados anteriormente.
Tanto para el bloggero como para el candidato, tan importante es agradecer los apoyos como saber encajar las críticas y, en caso de no obtener los resultados deseados, siempre hay que plantearse analizar la situación, los posibles errores y, por supuesto, intentarlo hacer mejor para la próxima. Recuerda que, como mínimo, podrás conocer nuevas personas, contactos que pueden convertirse en nuevos amigos.



Puedes sentirte bloggero y no tener blog. De hecho, si puedes sentir y sabes contar lo que sientes, si puedes llegar al corazón de las personas, tú, sin duda, tienes condición de bloggero. Así que, si pretendes crear tu blog, si buscas empleo, o ambas al mismo tiempo, no está de más que tengas presente estas consideraciones que te hago desde el máximo convencimiento, pero también desde la humildad y el respeto.


Te contaré algo... Entre tú y yo. En cierta ocasión, cuando comencé mi andadura en las redes y creé este espacio, en @LaEEC me pidieron que me definiera en pocas palabras y, sinceramente, no se me ocurrió hacerlo como bloggero o narrador 2.0, lo hice como "hacedor de ideas".

Hoy, cinco meses después, mi objetivo personal sigue siendo el mismo, aunque acompañado de mi blog y de un montón de amigos en la red con los que comparto mi gratitud.


(No es casualidad que la palabra bloggero se repita diez veces)